15
Jul
10

Rex, un exoesqueleto que le dice ‘adiós’ a las sillas de ruedas

En Nueva Zelanda, Rex Bionics, una empresa creada por los ingenieros Richard Little y Robert Irving, ofrece un producto realmente excepcional, un par de piernas mecánicas que le permiten a aquellos que han perdido la habilidad de caminar el poder ponerse de pie, andar unos pasos y subir y bajar escaleras.

Esta extensión corporal se llama Rex, el Exoesqueleto Robótico. Su desarrollo le tomó siete años a los escoceses radicados en Nueva Zelanda y nació a partir del diagnóstico de esclerosis múltiple recibido por el propio Robert Irving y el hecho de que las madres de ambos están en sillas de ruedas.

Cada una de estas unidades consta de más de 4,700 piezas y funciona con una batería recargable que le permite funcionar por dos horas de uso ininterrumpido. El usuario puede caminar sobre superficies estables y firmes, no así en lugares resbaladizos o de texturas accidentadas, como en nieve y terrenos pedregosos.

Rex es operado a través de un joystick y un pad, cuyo dominio es alcanzado en dos semanas, según sus creadores, después de un entrenamiento en su centro de operaciones en Auckland. Ello, desde luego, después de haber sido sometido a exámenes médicos que determinen si el paciente es apto para el uso del exoesqueleto.

Los beneficios de esta extensión corporal van desde la mejora en la circulación de sangre en las piernas del usuario hasta un aumento en la autoestima del mismo. Y es que, piénsenlo, para quienes tenemos la habilidad de andar a nuestro antojo, acciones simples como tomar la caja de cereal de arriba de la nevera pasan desapercibidas, así como poder ver a nuestros interlocutores directamente a la cara. La venta de este avance tecnológico está prevista para finales de 2010 en Nueva Zelanda y mediados de 2011 en Estados Unidos, toda vez que la FDA (la Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) otorgue su aprobación.

Algunas características que deben llenar los candidatos para usar uno de éstos son las siguientes: altura de entre 1.46 y 1.95 m, peso de menos de 100 kg. Eso y tener US$150.000, que es el precio sugerido cuando su venta sea posible en Estados Unidos, aunque el comunicado de prensa de Rex Bionics sugiere que ese costo será menor en Nueva Zelanda, por la facilidad de entrega y logística.

En los videos Hayden Allen, quien a partir de una lesión en la médula espinal quedó confinado a una silla de ruedas y que es una de las primeras personas en usar el exoesqueleto Rex. Tal vez no les parezca impactante al verlo en acción, pero consideren que podría ser el principio de una serie de adelantos que podrían permitirle a muchas personas andar erguidos por el mundo.



Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 233 seguidores

Sigueme

julio 2010
L M X J V S D
« Jun    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: