13
Jul
10

Microsoft extiende downgrade a Windows XP hasta el 2020

El derecho de downgrade autoriza a un usuario a reinstalar el sistema operativo de su PC reemplazándolo por una versión anterior sin tener que pagar una nueva licencia. En buenas cuentas, se convalida la licencia del sistema preinstalado por una licencia de la versión anterior.

En la noticia de hoy, les contaremos que Microsoft extendió el derecho de downgrade desde Windows 7 a Windows XP nada menos que hasta el año 2020, en una maniobra que prolonga inesperadamente la vida del que sigue siendo, todavía, el sistema operativo más popular del planeta.

Cuando salió Windows 7, Microsoft declaró que el derecho de downgrade se mantendía durante los primeros 6 meses de vida del nuevo sistema operativo. Ese plazo tan ajustado despertó tal rechazo en el mercado corporativo que la empresa de Redmond decidió extender el plazo a 18 meses o hasta la salida del primer Service Pack para Windows 7. De haberse mantenido esa postura, todavía quedarían algunos meses para bajarse a Windows XP, pero ahora la firma sorprende a todo el mundo diciendo que han decidido extender el derecho hasta el año 2020.

¿Qué sentido tiene esto? Para muchos, una medida como esta era explicable en tiempos de Windows Vista, no de Windows 7. Recordemos que cuando salió Vista el público lo recibió con variadas reacciones que iban desde un tibio desdén a un denodado rechazo. Pasó que se superpusieron dos fenómenos que mermaron la experiencia de uso del sistema teóricamente destinado a destronar a XP. Primero, era un sistema más demandante de potencia de cálculo y memoria. Un mismo computador corría más lento con Vista que con XP. Por otro lado, en un intento por masificarlo empujando el producto por el canal de ventas, muchos notebooks empezaron a traerlo preinstalado en circunstancias que no tenían la potencia suficiente para hacerlo de buena manera. Al final entre una cosa y la otra se extendió entre el público la noción de que Windows Vista era un mal sistema operativo, y ello obligó a mantener la posibilidad de volver a XP.

Con Windows 7 la situación es muy distinta. El sistema operativo ha recibido muy buenas críticas y en parte ha capitalizado la impopularidad de Vista para posicionarse todavía mejor. Si Vista fue el usurpador que con mal rendimiento pretendía reemplazar XP, Windows 7 es en cambio el vengador diseñado eficientemente, que expulsa a Vista a patadas. Le tocó aparecer en el mercado con exigencias de memoria y procesador menores a las de Vista, y en una época en que los computadores ya eran sustancialmente más poderosos que hacía dos años.

A la luz de ese cambio podría parecer inexplicable que alguien quisiera hacer un downgrade de Windows 7 a XP, pero hay que tener en cuenta que XP sigue estando presente en el 74% de los computadores del planeta, y que muchas empresas necesitan tener una base de instalación idéntica en todos los computadores de la empresa. Si un PC nuevo llega con Windows 7 lo primero que hacen es pasarlo a XP y luego instalarle el software tipo.

La prórroga de Microsoft se aplica sólo a los computadores que vienen con la versión OEM de Windows 7 preinstalada. Por otro lado, a partir del 22 de Octubre los ensambladores (como HP o Dell, por ejemplo) no pueden hacer el servicio de downgrade a pedido, sino que debe hacerlo el cliente final por su cuenta.



Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 233 seguidores

Sigueme

julio 2010
L M X J V S D
« Jun    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: