28
Abr
10

Redes sociales: ¿moda o algo más?

La nueva moda

Estar siempre a la última, disponer de los mejores medios, estar siempre en boca de todos… No hay nada mejor que estar en la brecha de la moda para no “quedarse atrás”, no “ser anticuado”, no “perder oportunidades”, y así un largo etcétera de cosas tremendas y peligrosas que le pasarán a la empresa si no participa en estas redes sociales.

Además, por así decirlo, si no estás en el lugar que apuntan (no se sabe bien quién apunta ahí) como el adecuado, se te van a escapar muchas pero que muchas oportunidades.

Ha llegado la fiebre del oro

Y claro, todos queremos estar en el sitio adecuado en el momento apropiado, y si se trata de oro, pues con más ganas queremos estar. Ahora, entre mensajes negativos -como describía anteriormente- y positivos -basados en el triunfo y el éxito de nuestra empresa-, más nuestra peculiar psicología -que por pura pereza no razona suficientemente este tipo de mensajes-, hemos creado en nuestro interior un deseo de que nuestra empresa aparezca en las redes sociales y tenga allí el hueco que le corresponde.

Multitud de expertos en redes sociales se ofrecen para hacernos más fácil el camino hacia ese nuevo dorado que tanto promete.

Al final del camino está el éxito

Y claro, tendremos que recorrer un camino para darle notoriedad a nuestra empresa en ese magnífico medio social. Y soñaremos con que la riqueza nos está esperando sin apenas realizar ningún esfuerzo…

Y yo me pregunto, ¿qué diferencia hay entre tener una web cuyo nombre del dominio sea mi nombre personal o tener un perfil en una red social? ¿Acaso no hace ya mucho tiempo que existen los canales RSS para que lo que tú escribas en tu página aparezca en la mía y viceversa? ¿Acaso no existen infinidad de sistemas para crear una web personal con un estilo de blog como las mismas redes sociales? Entonces, ¿por qué hay que estar en la red social y no usar mis propias herramientas?

El triunfo de la facilidad

Nuevamente, la gran virtud de las redes sociales no ha sido el crear algo sumamente revolucionario (como ahora se empeñan en hacernos creer los mecanismos de marketing), sino poner al alcance de cualquiera las herramientas más básicas y sencillas para poder publicar en Internet aquello que queramos y desde donde queramos, de una forma muy, pero que muy fácil.

A partir de ahí, aquellos usuarios que prefieren estar en otro nivel han podido ir accediendo a herramientas cada vez más sofisticadas. A modo de ejemplo, es como los teléfonos móviles. Los hay muy sencillos para personas que no quieren complicarse y sólo quieren llamar, y los hay muy complicados para aquellos que les gustar explotar al máximo la tecnología.

Conclusión

En definitiva, no se sabe empíricamente si estar en las redes sociales favorece o empeora el negocio de las empresas, aunque muchas personas, como un buen rebaño adiestrado por la potencia del marketing, dedican alguna porción de sus vidas para estar en ese lugar que les permite relacionarse con los suyos.

Las empresas lógicamente quieren estar donde está la gente, porque no es lo mismo vender libros en el desierto que en la calle Sierpes de Sevilla. A más gente, más ventas, seguro, seguro.

Lo que está claro es que sin un plan de acción claro y conciso sobre cómo estar en las redes sociales, seguramente seamos una de las muchas empresas que están en las redes sociales pero no consiguen nada de nada.

En fin, veremos si esta moda ha venido para quedarse o, como buena moda, el tiempo hará que cambie y cambie hasta desaparecer.

Juan Carlos Gómez es Director Gerente de Simbiowork

Fuente: baquia



Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 233 seguidores

Sigueme

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

A %d blogueros les gusta esto: