08
Abr
10

7 consejos para la tableta de Nokia

Según Reuters, en Finlandia estudian ponerse a fabricar tabletas, un paso hasta cierto punto lógico teniendo en cuenta que Nokia ya fabrica netbooks y ha jugado con experiencias parecidas en el pasado. Aún no está claro si esto de las tabletas tiene futuro y si habrá realmente un mercado, a pesar de que a Apple la primera –vamos a considerarla la primera tableta a partir de ahora- le ha salido bastante pintona.

Hace dos años todo el mundo hablaba del netbook como el salvador de la informática y aunque se han vendido millones de unidades, el resultado ha sido desastroso para casi todas las empresas. Se ganan dos duros por unidad, tus clientes compran menos portátiles y quieren pagar menos por ellos y muchos de los usuarios acaban asociando tu marca a un equipo que da más penas que alegrías (muchos compran un netbook pensando que será lo mismo que tener un portátil).

Nokia, sin embargo, tiene cierta experiencia en esto de las tabletas, lleva haciendo cosas parecidas desde 2005 –el ejemplo más reciente es el N900-, aunque es un producto con un mercado bastante reducido. La compañía podría poner un nuevo modelo en el mercado durante el otoño, con una pantalla de dimensiones similares a las del iPad y enfocado al mismo tipo de usuario.

Mis consejos:

1. No escuches a tus clientes.
Esto va en serio. El diseño por comité no funciona. No hagas encuestas ni estudios de mercado, en tecnología su utilidad es muy limitada. Todo el mundo quiere algo que lo tenga “todo” aunque luego no use nada. Crea el dispositivo que tu crees que deberían tener, no el que ellos piensan que quieren tener, y arriésgate. Es la única forma de fabricar un dispositivo coherente. (Por supuestos estos consejos son la excepción. Siga leyendo, Sr. Nokia)

2. Menos es más.
Los diseñadores estarán de acuerdo conmigo: la perfección no se consigue cuando no queda nada que añadir, sino cuando no queda nada que quitar. Haz algo simple y que funcione, algo que no abrume al usuario. Si hace falta un manual de instrucciones es que lo has hecho mal.

3. Diseña para humanos.
No interesa el procesador que tiene, sino la experiencia al abrir un álbum de fotos. No quiero esperar a que cargue el navegador para ver una página web, no quiero que se caliente en mis manos, no quiero oír un ventilador o un disco duro girando en el interior. Quiero que sea instantáneo, fácil. Quiero saber que alguien en el equipo de diseño se ha parado cinco minutos a pensar en cuál será mi reacción cuando lo encienda por primera vez.

4. No hagas un PC (ni un móvil).
Se ha intentado desde 2001 y no funciona. El PC es una herramienta diferente y las soluciones del PC no sirven en formato tableta. “TabletPC” es un oxímoron. Es tentador pensar que la familiaridad hará más fácil el uso pero es una trampa. Al final sólo genera frustración.

5. Copia.
La única forma de crear algo bueno es inspirarse en lo que han hecho otros. Copia a tu competencia pero añade algo que haga a tu producto realmente único y diferente (sé lo que estás pensando, pero con el logotipo sólo no vale). El producto tiene que ser original, pero al mismo tiempo familiar y reconocible.

6.Usa tus herramientas (y deja una puerta abierta las de otros).
Dejar todo abierto y confiar en que la comunidad cree los programas que necesita tu usuario es un error. Fue uno de los problemas de las Internet Tablets que fabricaste hace dos años. Las posibilidades eran enormes, pero nadie supo aprovecharlas. Quienes creaban programas lo hacían pensando en sus propias necesidades, no en las de todos. Crea un producto completo. Deja una puerta abierta para que otros creen nuevos programas o servicios, pero los fundamentales tienen que correr de tu bolsillo y ser funcionales.

7. Software > Hardware.
Hace cinco años el mundo de la electrónica de consumo giraba alrededor del hardware (por eso sacabas 50 teléfonos al año). Ahora gira alrededor del software. No hace falta una tableta más potente cada seis meses. Mi iPhone 3G y mi iPhone original (2007) siguen siendo teléfonos válidos, actualizados y capaces de ejecutar muchas de las aplicaciones que uso a diario en mi 3GS (prácticamente todas, de hecho). Lo que hace falta es que las actualizaciones de software sean sencillas y fáciles de instalar para todos los usuarios.

Fuente: elmundo.es



Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 234 seguidores

Sigueme

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

A %d blogueros les gusta esto: