21
Mar
10

Palm enfrenta su peor momento en la bolsa. Deberia RIM comprar a Palm?

pre_game_over

En pocas horas abrirá la bolsa en los Estados Unidos, y todo indica que las acciones de Palm retomarán la tendencia a la baja que evidenciaron el viernes, luego de que se anunciaran los pobres resultados para el trimestre pasado. Algunos analistas incluso pronosticaron que el valor de la acción puede llegar a cero.

Recordemos que Palm informó una caída en las ventas de 29% con respecto al trimestre anterior, y de 15% en base anual, totalizando sólo 408.000 aparatos vendidos entre diciembre y febrero. Para colmo de males, se supo que Palm hizo envíos por más de 900.000 unidades, repletando el stock de la cadena de distribución sin ningún propósito. Los expertos sencillamente no se explican cómo se puede manejar tan mal el canal de ventas que no atinaron a recortar la producción y detener algunos envíos.

A la luz de esas circunstancias, las acciones de Palm cayeron un 19% el viernes, cerrando en su valor más bajo en el último año: USD 4.59 por papel. Los analistas bursátiles, que no tienen empacho en hacer leña del árbol caído, han puesto casi unánimemente a la acción de Palm en la recomendación de venta, e incluso dos consultoras marcaron como precio objetivo un cero absoluto. Este pronóstico, que es lo peor que una empresa no-totalmente-quebrada puede escuchar, puede convertirse en realidad mañana en la mañana. Ya veremos.

Junto con desinteligencias como haberse quedado con un 57% de stock, los analistas coinciden en que la caída de Palm obedece a una seguidilla de malas decisiones:

  • Cuando diseñaron la Palm Pre decidieron que su sistema operativo, WebOS, fuera cerrado. En retrospectiva, les hubiera ido mejor si hubieran optado por un sistema abierto como Android, o si hubieran compartido WebOS con otros fabricantes.
  • Cuando salieron a venderlo, optaron por ofrecerlo exclusivamente a través de Sprint, el cuarto proveedor en USA que encima opera con una tecnología (CDMA) incompatible con los demás proveedores.
  • Cuando entendieron que debían sacar versiones GSM, apostaron todas sus fichas a Verizon, que al final le dedicó cero presupuesto a promocionar los aparatos de Palm. A esa altura, su joyita era el Motorola Droid.

¿Qué será de Palm? Actualmente, ellos tienen un doble discurso respecto a su difícil momento. Por un lado, su CEO Jon Rubinstein dice que están abiertos a escuchar cualquier oferta razonable. Por otro, todavía tienen la postura de que lo que falta para romperla es capacitar a la fuerza de ventas y desarrollar una campaña de márketing agresiva.

Lamentablemente, parece que están más allá de cualquier esfuerzo de márketing y, por otro lado, que cualquiera que alguna vez hubiera querido comprarlos o hubiera tenido el dinero para hacerlo (RIM, Motorola, Nokia) ya apostó fuerte por una plataforma de software, y por aparatos que le saquen provecho, como para tener interés alguno en Palm a estas alturas.

Fuente: FayerWayer



Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 234 seguidores

Sigueme


A %d blogueros les gusta esto: