Archivo para 24/10/09

24
Oct
09

ChangeFont; cambia el tamaño de letra fácilmente

Esta sencillísima aplicación de Fabian tiene una función muy directa es la de cambiar el tamaño de la fuente de nuestra BlackBerry sin tener que dar los pasos obligatorios para hacer la misma función, es decir, en condiciones normales deberíamos ir al menú Opciones–>Pantalla/Teclado y aquí si podríamos cambiar el tamaño de la fuente. Pues bien con ChangeFont sólo tienes que pulsar el botón menú de tu BlackBerry y escoger entre los tres tipos de tamaño de letra, Grande, Mediana o Pequeña.

Esta aplicación gratuita puede resultar útil en diferentes situaciones, como bien dice Fabian, su creador, imagínate que vas en avión y tu compañero de viaje que está sentado en el asiento de al lado lee lo que estás escribiendo en un email, pues bien, simplemente pulsas el botón menú y cambias el tipo de letra a una más pequeña. También tenemos el caso contrario, imagínate que quieres enseñar algo a una persona con dificultad para leer porque ya su vista no es la que era, pues bien, pulsas el botón menú de tu BlackBerry y pones el tipo de fuente en un tamaño mayor. En fin, utilidades las que cada uno quiera darle, al fin y al cabo es gratuita y nunca estará de más en tu BlackBerry.

DESCARGAR

Fuente: lablackberry

Anuncios
24
Oct
09

Diagrama del Blackberry Bold 9700

Parece que el lanzamiento del BlackBerry Bold 9700 esta cada vez más cerca, los chicos de BlackberryOS han publicado una foto que muestra el diagrama del 9700 presentado a la FCC.
Fuente: Centro Blackberry

24
Oct
09

Redes sociales obligan a los ejecutivos a redefinir sus espacios de privacidad

¿Puede hoy alguien considerarse realmente “fuera de servicio”? Facebook, Twitter y la Blackberry, que hacen que el usuario esté disponible 24 horas al día, están borrando la línea divisoria entre la vida profesional y la personal.

De acuerdo a un análisis de Wharton University, el proceso de elaboración de reglas y normas sociales para lidiar con el alcance cada vez mayor de las comunicaciones modernas está dando sus primeros pasos y serán, en gran medida, los individuos y las empresas las que las modelen. Las diferencias entre las generaciones en lo que respecta a la accesibilidad vía Internet también será un factor que exigirá un consenso sobre cómo y cuándo se debe considerar correcto el contacto con compañeros, superiores o clientes.

“Hay problemas enormes de etiqueta en los nuevos medios de comunicación sociales, sobre todo en los del tipo interactivo”, observa Nancy Rothbard, profesora de gestión de Wharton. “¿Qué puede suceder si su jefe decide añadirlo a su lista de amigos de Facebook? Ése es el dilema. ¿Será posible rechazar esa solicitud si no son amigos?”.

Arma de doble filo

De acuerdo con Rothbard, las nuevas tecnologías de comunicación están erosionando las fronteras entre la vida personal y la profesional, lo que para las empresas es “un arma de doble filo”. “Por un lado, permite la flexibilidad. Bajo algunos aspectos, usted gana en eficiencia, pero también puede ser víctima de agotamiento, debido a la posibilidad de estar 100% disponible en cualquiera momento”, afirma.

La Blackberry, por ejemplo, permite a los padres asistir a los partidos de fútbol de los hijos y, al mismo tiempo, mantener contacto con los compañeros de la oficina, pero ahí se ha dejado de respetar una nueva frontera.

Facebook ha transformado la web en el campo de batalla decisivo en lo que se refiere al correcto comportamiento en las redes sociales. Inicialmente mucha gente en el mundo de los negocios intentó usar LinkedIn para contactos profesionales, dejando Facebook para asuntos personales. Gradualmente, sin embargo, compañeros de trabajo, clientes y jefes se volvieron “amigos”.

Una cuestión generacional

Aunque trabajadores y ejecutivos más antiguos pueden tener una página en Facebook, eso no es esencial para ellos. En cambio, los jóvenes que están entrando en el mundo corporativo se comunican por éste y otros medios con una frecuencia mucho mayor. “Actualmente, existe una tensión entre los enfoques de esas dos generaciones”, observa Mónica McGrath, profesora adjunta de gestión de Wharton.

Aunque la “etiqueta” de las redes sociales todavía esté definiéndose, se prevé el surgimiento de formas estandarizadas. Y es que en general, las normas corporativas evolucionan a través de políticas oficiales, sobre todo por la realidad que brota de sus bases. “La pregunta es la siguiente: ¿hasta qué punto se quiere estar disponible? Los jóvenes de hoy están dispuestos a estarlo bastante. Por ello, las normas continuarán evolucionando según la generación que lidere la empresa”, señala McGrath.

Aunque las normas estén en transición, dice la ejecutiva, las empresas no debieran intentar crear normas por medio de políticas oficiales: “las personas tienen que decidir lo que tiene sentido. A mucha gente no le importa si ya es medianoche y el jefe continúa mandando e-mails; pero a algunas esto no les gusta. Si las prioridades de su familia son diferentes de las prioridades de su jefe, ése es un problema que usted tendrá que resolver”.

Ejemplo a seguir

Sigal Barsade, profesora de Gestión de Wharton, agrega que los principales factores determinantes de la socialización en cualquier empresa son constituidos por el modelo de administración de los gestores. Los trabajadores observan a los gerentes y sus supervisores inmediatos para ver lo que es aceptable y, mejor aún, lo que es recompensado dentro de la empresa. Eso tiene mucho más peso que las reglas corporativas dictadas por el departamento de recursos humanos.

Con todo ese poder, ¿los gerentes no empezarían a exigir disponibilidad ilimitada todo el tiempo? No necesariamente, dice Barsade. “Los gerentes reconocen, cada vez más, las desventajas de la disponibilidad constante y, tal vez, tengan hasta que impedir a los empleados que usen excesivamente tecnologías como el Blackberry, pues ellos mismos tendrían que estar igualmente disponibles en el otro extremo de la relación, lo que podría ser un problema”, sentencia.

Fuente: DF.CL

24
Oct
09

Reinicia tu BlackBerry con RestartMe

Todos sabemos que de vez en cuando es necesario reiniciar nuestros gadgets para que sigan funcionando de la mejor manera y si andan con una BlackBerry (que por cierto tarda en prender una eternidad) pueden contar con una aplicación para realizar esa tarea.

Seguro muchos suelen sacar a lo bestia la batería de la BlackBerry cuando pierden la paciencia pero con RestartMe pueden reiniciar el móvil con un sólo click.

La aplicación no tiene otras funciones más allá del botón para reiniciar el dispositivo pero eso puede ser suficiente para muchos usuarios que saldrán seguro a descargarla lo antes posible.

Fuente: Celularis

24
Oct
09

Leer libros, escribir cartas y jugar en el patio, ya es historia

Cambia lo superficial, cambia también lo profundo, cambia el modo de pensar, cambia todo en este mundo..cambia, todo cambia”. Asi comienza una cansión que cantaba la querida Negra Sosa, que hace poco se nos fue. Esto mismo podemos decir de la tecnología y de los cambios que ha hecho en nuestra vida diaria.
La idea de un cambio es justamente eso, dejar algo viejo por algo nuevo que nos facilite una tarea. Lamentablemente hay cosas que se han perdido o se estan dejando de practicar por la comodidad que hoy nos ofrece la vorágine tecnológica.
Adíos a las cartas

El gran invento de finales del siglo XX podremos decir que fue la llegada del celular. Ese aparatito que paso por todas las formas y tamaños. Desde el conocido “ladrillo” hasta los ultrachatos que hoy vemos, con infinidades de aplicaciones y usos. Pero ¿que pasaba hace unos años atrás cuando uno queria saber de alguien y aún no existian los celulares?: se escribia una carta. La tarea era todo un ritual, se iba a comprar el sobre, se sentaba a la mesa con la pava y el mate, y se ensayaban unas cuantas introducciones para luego redactar varias hojas a ese amigo, madre o novia que esperaban prontas noticias.
Hoy son contadas las cartas que se escriben, sino haga memoria ahora y piense cuando fue la última vez que hizo una?. No tan solo se perdio ese habito, se perdió la práctica de la lectura, la escritura, de cómo empezar una “charla”.
El celular llegó y simplifico todo. Ya no hay cartas de amor, los simbolitos como corazones o caritas con sonrisas en la pantallita de un celular remplazaron todo lo que uno tenía que contarle apasionadamente al ser amado. La gente comenzó a emplear un idioma distinto, lleno de puntos suspensivos, exclamaciones y vocales a repetición.
Y si de jugar hablamos, hasta los juguetes más nobles y sociables fueron víctimas de la tecnología. Por los años 80, la llegada de la “Family Game” revolucionó a los pibes de esa época. Ya no hacia falta ir a una casa de video juegos, porque el video juego iba a casa. Es cierto, no todos los nenes contaban con uno de estos aparatos, pero de a poco su expansión y sofisticación fueron minando juegos tradicionales que decayeron hasta su extinción a manos de la “Play”. Donde están las bolitas?, las muñecas? el trompo?, las figuritas?, el metegol?, donde estan los autitos con macilla?. Ya no se ven barriletes en el cielo. Donde está el barro?. Sí, hoy los chicos se ensucian menos. La “play”, convirtió a los nenes en seres solitarios. Se podrán juntar a jugar, pero en su mundo virtual estan ellos solos. Con la fabricación de un barrilete, participaba la familia, ahora el niño interactúa pero con una máquina!!!
Problemas de salud

En los últimos años, han aparecido en las consultas de los psicólogos una nueva generación de problemas relacionados con el abuso de las nuevas tecnologías –móviles, chats, videojuegos-. Estos últimos tienen un gran poder de atracción para los jóvenes, si no se hace de ellos un uso adecuado puede derivar en problemas de aislamiento, dolores de cabeza, vista cansada, y agresividad.
Ya son frecuentes las consultas médicas por problemas musculares en cuellos y manos debido al abuso de los joistik y las maratonicas sesiones frente a la “compu”.
Los libros, al olvido

Usar Internet es algo habitual para los estudiantes de hoy, pero no siempre fue así. Hace no muchos años, las personas estudiaban con otras herramientas: consultaban libros en la biblioteca e invertían mucho tiempo en la búsqueda de datos. Había que formar grupos de estudio y los trabajos prácticos se hacian a mano y con buena caligrafia. No es casual que nuestros viejos o abuelos tengan una excelente caligrafia, en sus tiempos se leía mucho y se escribía mucho. Internet simplificó muchas cosas, pero complicó otras como por ejemplo el mal uso de la ortografía y la caligrafía.
Las librerías cada vez venden menos. Antes uno disfrutaba buscando un libro, se ponía cómodo y se zambullía en su lectura. En casa no faltaban los Atlas, los manuales, diccionarios y enciclopedias.
Ahora con sólo un clic se pueden encontrar los más variados libros virtuales en poco tiempo y como si esto fuera poco existe la posibilidad de descargarlos a la PC.
Internet hoy nos presenta otro fenómeno: los amigos virtuales. Sitios cono My Space, Twitter, Facebook, blogs y chats permiten relacionarse con gente que uno nunca en la vida ha visto ni verá. Podemos tener conocidos en Alaska o en Australia. Se sociabiliza de otra forma. Ya no hay que salir a la calle o a un boliche a buscar pareja. Muchas se han formado a traves del chat y desde casa. La previa para el levante murió con los lentos. Hoy nadie “chamulla”. Cada grupo está en la suya, inmersos en sus mensajes de textos y “arrimando la bocha” vía messenger.
La Negra lo decía en su canción, “cambia, todo cambia” y la cosa ineludiblemente será así. La luna dejó de ser la eterna compañera de los enamorados, y hoy se la bombardea con cohetes en busca de agua y la muestran como una roca muerta en el espacio. La nostalgia dará paso a la creciente tecnología que nos traerá un montón de beneficios pero se llevará también un montón se sanas costumbres e ilusiones. Y el tiempo se encargará de borrar esos recuerdos de cartas, libros y barriletes.#

24
Oct
09

"No interrumpa jefe, estoy en Facebook"

“¡En qué hora habré agregado a mi jefe como ‘amigo’ de Facebook!”… Más de uno habrá repetido este lamento al llegar un lunes a la oficina y advertir que las fotos de la fiesta del sábado anterior están a la vista de quien presidirá la reunión de presupuestos, media hora más tarde. O quizá se arrepienta si, en plena conversación con los «amiguetes» de la Red, aparece un mensaje del jefe, requiriéndole para terminar un encargo engorroso del trabajo. No importa que esté en su casa, ni que la hora sea intempestiva.

Las nuevas tecnologías, las redes sociales y determinadas herramientas y fórmulas de contacto hacen posible una accesibilidad las 24 horas que acarrea una disponibilidad nunca vista por parte de los empleados. Todo esto supone que la línea entre la vida personal y la profesional queda casi completamente difuminada. Pero también implica un cambio brutal del mercado laboral. Es la punta del iceberg de una nueva forma de trabajar, de un nuevo modelo de relación de los profesionales con las compañías.

Las empresas tendrán que plantearse si su marca cautiva no sólo externamente –a los clientes– sino también internamente –a cada empleado de cada generación de su fuerza laboral–, y si los líderes de la organización cuentan con herramientas y capacidades de comunicación con la nueva generación de empleados, hiperconectados.

Además, deberán plantearse si basta con buscar al talento de las nuevas generaciones por medios y sistemas tradicionales o si, en vez de (o además de) portales de empleo y empresas de selección conviene contar con una estrategia de reclutamiento que utilice las redes profesionales y sociales o microblogs como Twitter. Luis López, director del área de recursos humanos de Deloitte, habla de una “cuestión de cultura, de esquema mental. Las relaciones y expectativas con las nuevas generaciones se van transformando, y cambia el estilo de trabajo y el ‘contrato emocional’ entre el empleado y su empresa”.

Para Krista Walochik, presidenta consejera delegada de Norman Broadbent, “la nueva política del always on (siempre conectado) resulta insidiosa”, aunque advierte algunos aspectos positivos de estas posibilidades de acceso y contacto permanente: “Se gana mucho en el factor tiempo, ya que no existe la necesidad de desplazamientos y, según quién, puede incluso aumentar la productividad”.

Walochik añade que los Millenials valoran especialmente la capacidad ampliada que otorgan las redes sociales y profesionales para realizar un trabajo, la agilidad de éstas y las enormes posibilidades para compartir conocimiento.

Andrés Pérez, especialista en personal branding (marca personal), aprecia las posibilidades de contacto que implican “que se reduzca el tiempo necesario para llegar a quienes pueden formar parte de tu red personal”. Pérez señala que la facilidad de uso y el bajo coste de estas herramientas permiten que cualquiera pueda acceder a ellas y utilizarlas. “El que todo el mundo pueda llegar a estas herramientas y usarlas elimina la diferenciación y las barreras de entrada. Por lo tanto, estar en la red ya no sirve para sobresalir”.

Por su parte Daniel Pérez Colomar, director general de la red profesional Xing, alaba el hecho de que todo esto permita “que un profesional o una empresa sean lo que realmente son, y no lo que quieren aparentar ser. Cuando los servicios están cada vez más horizontalizados, el hecho de quién y cómo seas no se puede esconder, y esto resulta muy positivo cuando se trata de reclutar. La verdad está al alcance de cualquiera, y tampoco las empresas pueden ocultar lo que en ellas se hace”.

El director general de Xing cree que “en el futuro se valorarán ante todo los resultados, y basándonos en ellos centraremos la gestión de empresas y personas. Podremos contratar mejor, y la gente gestionará de una manera más adecuada su empleabilidad, gracias a las mayores posibilidades para construir una identidad profesional y corporativa”.

Pérez Colomar añade que “todo lo que tiene que ver con los servicios quedará deslocalizado: Por ejemplo, se podrán tener consultores de alto nivel que no deberán estar en Madrid. La capacidad para ofrecer servicios no dependerá del lugar en el que se esté”.

Fernando Relinque, vicepresidente de recursos humanos y comunicación de Capgemini, recuerda que las situaciones de conexión permanente o intempestiva que se pueden producir por la participación en redes sociales y profesionales ya se dieron (y se resolvieron en su momento) con el teléfono móvil y el correo electrónico. “Las coordenadas de espacio y tiempo están hoy borradas. Ahora nos buscan en el e-mail o en el móvil. Este paso ya está dado, y la disponibilidad se está retribuyendo, porque forma parte del servicio contratado”. Sobre la compensación que merece esta accesibilidad, Krista Walochik no duda de que las jóvenes generaciones pedirán una retribución por su disponibilidad, y añade que “en términos de dedicación, el propio empleado debe poder elegir en el ámbito externo al trabajo. No es lógico pensar que la gente responda siempre positivamente al always on. Habrá una reacción a esto”.

Por su parte Enrique Dans, profesor de IE Business School, recuerda que “hoy vivimos el despertar de herramientas que no tienen asentados los protocolos de uso. Ya pasó con el teléfono móvil. Cuando una tecnología comienza a popularizarse no suele tener definido el modelo de utilización. Hay un problema de adopción de esa tecnología, y esto es lo que ocurre con las redes sociales. Cuando aparece tu jefe en Facebook pueden plantearse problemas, tanto si lo agregas como si no lo haces”. Dans subraya las dificultades que existen para regular la velocidad de esta transición y añade que la red genera un reductor de la fricción. «Nunca ha habido nada igual, y cualquiera nos puede contactar». Relinque pronostica un cambio en el acceso al talento: “Las relaciones serán intelectuales y no tanto contractuales. Resultará más fácil trabajar con profesionales independientes, y esto pondrá el conocimiento a disposición de todos”.

La amplificación del yo y la nueva personalidad

Entre los cambios evidentes en la relación entre las empresas y sus empleados está el hecho de una fidelidad decreciente de estos últimos hacia las compañías. La gente tiene cada vez menos apego a sus trabajos y la relación entre empleado y empleador se hace cada vez más corta (la media es ya de cinco años). Enrique Dans, profesor de IE Business School, asegura en este sentido que “la Red es una forma de amplificar a la persona, y esta tiende a ser un nombre en Internet que, circunstancialmente, trabaja en una compañía”. Dans valora el hecho de que cada vez más gente sabe que su “amplificación del yo” en Internet permite una existencia independiente. La personalidad en la Red puede ser utilizada de diversas maneras.

Por su parte Andrés Ortega, especialista en marca personal, aprecia especialmente los aspectos referidos a la credibilidad que se asocian a la presencia en la Red: “A diferencia de herramientas como el currículo en papel, las herramientas 2.0 y las redes sociales te permiten dar muestras reales de tu trabajo, generando confianza y eliminando barreras de incertidumbre. Esto da consistencia a tus palabras proporcionando hechos, sin olvidar que Internet permite –e incluso potencia– la creación de perfiles falsos, inflados o inventados”.

Pérez añade que, en términos de acceso “la Red permite llegar a las fuentes y eliminar intermediarios (headhunters, empresas de selección, recursos humanos). Es una forma de lubricar el sistema”.

Y, por supuesto, proporciona más información y con más calidad y relevancia que en el currículo tradicional, aunque esta información abundante, especialmente si se mezcla lo personal con lo profesional, queda demasiado abierta a la interpretación y al criterio del receptor.

El experto en marca personal explica que “cualquiera con una buena idea puede convertirse en un líder persuasivo que consiga seguidores y fanáticos. Afortunadamente pocos líderes 2.0 tienen influencia real”. Andrés Pérez se pregunta cuántos influyentes del mundo real están en el mundo 2.0, y cuántos expertos 2.0 lo son realmente en la vida real.

El ‘valor corporativo’ de las redes sociales

“¿Debo dejar que mi gente entre abiertamente y sin restricciones en Facebook o en otras redes sociales en horas de trabajo?”. Cualquier tipo de limitación chocaría con los nuevos hábitos de uso, sobre todo de las jóvenes generaciones: Un 85% de los usuarios de internet de 18 a 34 años visitaron Facebook, MySpace o Twitter en agosto, según ComScore, y un 84% de los jóvenes entre 18 y 29 años visitan redes sociales al menos una vez a la semana, según el Pew Research Center for the People and the Press.

Algunos estudios –como uno de la Universidad de Melbourne– aseguran que la gente que usa internet por razones personales en el trabajo es alrededor de un 9% más productiva que la gente que no lo hace, porque los usuarios que se distraen en internet “se concentran más y mejor”. Sin embargo, una investigación de la consultora Robert Half Technology concluye que más de la mitad de las empresas estadounidenses tiene bloqueado el acceso a redes sociales como Facebook o Twitter.

Cada firma aplica su propio método de bloqueo, que va desde el cierre completo hasta la posibilidad de permitir su uso siempre que sea para fines comerciales. El estudio revela que sólo un 10% da carta blanca a sus empleados para navegar por Internet.

Dave Willmer, director ejecutivo de Robert Half Technology, asegura que “para determinadas profesiones, estas redes sociales y profesionales pueden ser consideradas como herramientas efectivas de negocio”, mientras que Luis López, director del área de recursos humanos de Deloitte, contesta a la posibilidad de restringir el uso de las redes sociales en el trabajo recordando que hace diez años se planteaba la duda acerca del uso de internet en la oficina: “Ahora esto no se entiende, porque resulta una herramienta imprescindible, no sólo para estar al día, sino para tomar decisiones, buscar información y, en nuestro caso, también candidatos”.

López añade que “en una cadena de montaje no hay tiempo para estar en Facebook, pero esta posibilidad sí se produce en las empresas del conocimiento, que es donde se pone en valor la iniciativa o la creatividad. Las restricciones en este sentido son algo parecido a querer poner puertas al campo. No puedes ser creativo sólo en horario de ocho a cinco”. Cada vez más compañías desarrollan la idea de que las redes sociales, además de conectar a sus empleados con familiares y amigos, son una herramienta para construir redes de comunicación profesional y crear tanto marca personal como corporativa.

Teniendo en cuenta que la gente valora cada vez más las opiniones sobre productos que se vierten en blogs y redes sociales, algunas organizaciones, conscientes del poder de estas comunidades, las utilizan para promocionar sus servicios fuera de los cauces del márketing tradicional.

Fuente: Expansion&Empleo

24
Oct
09

Actualización del Sistema Operativo a versión 5.0: los dispositivos que lo van a soportar

Ayer Kevin nos mostraba una documento donde se puede leer que en Verizon de forma inmediata liberará la versión de Sistema Operativo 5.0 para la Strm 9530. Se especula que este podría aprecer entre mañana y pasado, esperados se cumplan las expectativas.

Ahora RIM en su Knowledge Base ha publicado la lista de los dispositivos que van a soportar dicha actualización y sus requerimientos, el dispositivo ha de tener como mínimo 64 MB de memoria y la lista de los dispositivos a los que se va lanzar una actualización es:

BlackBerry® Pearl™ Flip 8200 series smartphones
BlackBerry® Curve™ 8330 smartphones
BlackBerry® Curve™ 8350i smartphones
BlackBerry® Curve™ 8900 smartphones
BlackBerry® Bold™ 9000 smartphones
BlackBerry® Storm™ 9500 series smartphones
BlackBerry® Tour™ 9630 smartphones

Así que si tenéis un dispositivo que no está en dicha lista no vais a tener una actualización de sistema operativo a versión 5.0. Y para los de la lista RIM ya nos avisa que va a ser el operador quien va a determinar si publica o no una versión de Sistema Operativo 5.0.

Me extraña no ver en la lista la recién lanzada Curve 8520. Y para que quede claro y no haya dudas, la Storm2 y la Bold 9700 no aparecen en la lista porque de fábrica ya salen con versión 5.0 instalado.

Ya comentamos no hace poco que el control del operador sobre los sistemas operativos es algo que RIM debería de solventar o replantearse, para evitar dejar en manos del operador el solventar problemas de seguridad como el Fallo de seguridad en el Browser de BlackBerry. Y el hecho de que el instalar la versión de sistema operativo de otro operador es tan fácil de saltar con es simplementente bajarse el paquete de instalación y borrar el archivo vendor.xml.

Así que estamos ya en la cuenta atrás del lanzamiento oficial de la versión 5.0 del sistema operativo de forma oficial.

Fuente: miblackberry




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 235 seguidores

Sigueme

octubre 2009
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Anuncios